Capítulo 2: Donde se esconde la esperanza.

Andaban por un bosque bastante frondoso, el monte era alto así que se les dificultaba el caminar, sin decir que tenían que andar con ojo por si se encontraban con algún peligro.

—Ya casi llegamos—Anuncio Gon para el alivio de los otros dos, observaba a la lejanía una montaña—descansemos, llegaremos al atardecer—asintieron estando de acuerdo, como pudieron cortaron el pastizal debajo de un árbol y se sentaron. Eric suspiro exhausto.

—¡Uff! Esa guarida está muy bien escondida—Decía mientras se quitaba el sudor de la frente con un pañuelo.

—Es por protección, no todos los que están dentro pueden luchar—Añadió Gon mientras recargaba su espalda en el tronco del árbol llamando la curiosidad de Eric.

—He querido preguntar esto desde hace rato ¿Cómo se organizan allá?—Ante su pregunta Gon tragó grueso y se agarró el mentón meditativo.

—Etto… es muy difícil de explicar—Murmuró nervioso debido a la mirada atenta del otro, no sabía cómo empezar hasta que Alluka salvó la situación.

—Yo te explico Eric—Dijo sonriente llamando la atención de ambos muchachos—verás nuestra guarida en realidad es una comunidad, donde vive una gran cantidad de personas, y como sabrás con tantas personas vienen los problemas como: La comida, la seguridad, la salud pero sobre todo el control—hablaba bajo las miradas expectantes de los otros—por eso crearon tres grupos dentro de la comunidad que serían como los representantes, mantendrían el orden y dirigirían a las personas, esos son: Salud, protección y resistencia—con un palo empezó a dibujar en el suelo—los de salud se dividen en dos áreas, agricultura y medicina. Los de agricultura se encargan de la siembra de los vegetales, frutas, hortalizas entre otras cosas. Las personas aquí la mayoría son simples ciudadanos que no tienen ninguna habilidad de combate—miró a Eric y éste asintió entendiendo—y los de medicina son la parte médico del lugar, hay un sitio que llaman hospital, allí entienden a los enfermos y a los heridos, aquí hay una mano más profesional pero todavía no hay conocimiento de combate.

—Creó que formaré parte de uno de esos dos—Añadió Eric sonriendo.

—¿Sabes? Un amigo mío es líder del área de medicina, sino mal recuerdo necesitan enfermeros—Aportó Gon emocionando a Eric.

—¡Eso sería grandioso! ¡Ah! Alluka chan, continúa por favor—La aludida asintió esbozando una sonrisa.

—Los de protección se encargan de vigilar los alrededores, también de buscar suministros y materiales, aquí si tenemos manos guerreras debido a que hay que meterse en edificios oscuros, lugares donde hay grandes posibilidades de encontrar putrefactos.

—Y finalmente resistencia—Añadió Eric interesado y la chica asintió.

—La resistencia se encarga de, básicamente, pelear—Al terminar de decir esto Eric miró de reojo a Gon quien pulía sus guantes—ellos libaran zonas de putrefactos, exploran y reclutan personas para llevar al refugió, aquí se requiere un gran físico y experiencia de combate, es por eso que se les hace pruebas a los que quieren unirse para ver si son aptos.

—Tú quieres formar parte de ese grupo ¿Verdad Alluka chan?—Preguntó a lo que la aludida asentía alegremente.

—¡Sip! ¡Voy hacer la compañera de Gon!

—Primero tienes que pasar la prueba, la verdad preferiría que te unieras a otro grupo—Decía Gon con una sonrisa nerviosa ante el puchero de la otra.

—Gon san usted es realmente fuerte, mira que pelear contra esos monstruos—Eric miraba con admiración al moreno que se rascaba la cabeza avergonzado por los elogios—¡Y además muy valiente, luchando sólo hasta ahora!—la faceta de Gon cambió, junto con la de Alluka que ocultó su mirada detrás de su flequillo, Eric no entendía porque de repente se veían distantes y decaídos.

—No siempre estuve sólo…—Murmuró Gon mirando el suelo fijamente.

—¿Tenias un compañero? ¿Qué le pasó?—De repente Gon se levantó sorprendiéndolo.

—Sigamos—Ordenó cortante, avanzó seguido de una Alluka cariz baja y distante, Eric sólo se limitó a caminar.

A horas de la tarde al pie de la montaña, se dirigieron a un túnel bloqueado por una reja y en la parte superior había una bocina.

—Identifíquense—Habló una voz distorsionada, Gon se acercó para hablarle.

—Somos una pequeña esperanza—Respondió a lo que la reja se abrió.

—Adelante.

Los tres entraron sin más miramientos, después de pasar por un pasillo oscuro y lleno de tierra llegaron a la guarida, una ciudad subterránea.

—¡Whoooh! ¡Se ve más grande por dentro!—Decía Eric asombrado mirando lo espacioso que era el sitio a pesar de estar dentro de una montaña.

—Lo llamamos “Donde se esconde la esperanza”—Añadió Alluka con una sonrisa.

—Vamos Eric, te llevaré a que conozcas a Leorio—Anunció Gon llamando la curiosidad del nombrado.

—¿Leorio?

—Es el amigo del que te hablé—Explicó sonriente antes de empezar a caminar.

Eric miraba el alrededor mientras seguía a los jóvenes, a pesar de estar bajo tierra estaba bien iluminado debido a numerosos faros en el techo. Habían casas de maderas que aunque no estaban decoradas estaban muy bien hechas, pero lo que más le llamaba la atención era las numerosas personas que saludaban a Alluka y a Gon, parece que esos dos eran muy queridos.

—¡Aquí es el hospital!—Anunció Alluka señalando una pequeña casa de dos plantas, entraron y el primer piso era mitad sala de heridos y mitad farmacia, por un lado entendían a los heridos y por el otro recetaban medicinas a los enfermos.

—Subamos al segundo piso—Dijo Gon avanzando seguido del par, subieron las escaleras y se encontraron con un pasillo con puertas con pequeños letreros con nombres en ellos. Se detuvieron en donde un placa de lata decía Paladiknight, Gon abrió la puerta sin tapujos sorprendiendo al inquilino dentro, un hombre alto con cabello negro y anteojos, vestía una bata de doctor y estaba sentado frente a un escritorio hasta que reconoció a dos de los recién llegados.

—¡Gon, Alluka! ¡Qué bueno que estén bien!—Decía mientras se levantaba y se acercaba al par sonriente.

—¿Sabías que Alluka me fué a buscar?—Preguntó Gon expectante y el doctor tragó grueso.

—Bu-Bueno traté de detenerla, pero ya sabes el resultado—Gon sólo miro la sonrisa traviesa de la chica—trajeron a uno nuevo eh…—miró a Eric quien estaba un poco nervioso.

—Su nombre es Eric, quiere unirse al grupo de medicina—Presentó Gon y el aludido se acercó.

—Bueno estamos necesitados, siempre es bienvenida la ayuda.

—¡Haré mi mejor esfuerzo!—Decía con decisión.

—Por cierto Gon, Kite ya debe haber llegado de su misión—Dijo dirigiéndose al aludido y en seguida a Alluka le brillaron los ojos.

—¡Excelente! ¡¿Dónde está?!—Interrogó ansiosa sorprendiendo al doctor.

—Cre-Creo que debe estar en el bosque—En seguida Alluka tomó del brazo a Gon y lo empezó a jalonear.

—¡Iremos a verlo ahora!—Con la otra mano se despidió mientras se dirigía a la puerta arrastrando consigo al moreno.

—¡A-Adió Leorio!—Dijo con dificultad el moreno antes de finalmente irse con la chica.

—Parece que tienen prisa…

—Es que Alluka chan quiere unirse a la resistencia—Leorio lo miró sorprendido.

—¡¿De veras?! Rayos, no debí decirle donde estaba Gon…—Decía en un suspiro mientras se sentaba en una silla.

—Es una chica muy fuerte, seguro estará bien—Añadió Eric mientras empezaba a mirar el cuarto, había unos cuadros sencillos y una estantería con libros, pero lo que en realidad captó su atención fue una foto en una esquina, en ella se veía a Gon junto a Leorio que lo rodeaba por los hombros con un brazo, con su otro brazo hacía lo mismo con un rubio que se veía  malhumorado y por ultimo un chico con cabellos blancos y piel pálida, se veía de la misma edad de Gon, estaba junto a este con la boca llena de chocolate.

—¿Te llama la atención?—Miro a Leorio que estaba detrás—fue antes de que todo comenzará, era una feria y habíamos ganado un concurso de vencidas—puso una expresión de nostalgia—el chico rubio se llama Kurapika, quedó en tercer lugar y estaba de malas por eso, yo quede de cuarto je je—decía con una risilla.

—¿Y este chico junto a Gon?—Leorio miró a la distancia esbozando una pequeña sonrisa.

—Su nombre es Killua, el mejor amigo de Gon y hermano mayor de Alluka.

—¿De veras?—Leorio asintió.

—Él y Gon se conocían desde pequeños, cuando todo comenzó se unieron a la resistencia y se volvieron un gran equipo, ya de por si hacían todo juntos…—Ahora su mirada expresada tristeza preocupando a Eric.

—¿Qué le pasó?

—El murió…

Continuará…

Siguiente

Anterior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *