Capítulo 25: La conclusión.

El terremoto fue tan grande que Izuku creyó que iba abrirse la tierra, el fuego de Todoroki brindó el calor que necesitaba para combinar el polvillo solar con la tierra y crear así el anaranjado.

Sólo que por el sobresalto del momento no midió bien la cantidad y causó más estragos del necesario. La tierra se volvió tan dura que atravesó el techo del invernadero, además de destruir gran parte del ecosistema de las solares.

Realmente no está seguro de haberle dado a Shigaraki Tomura, el muro de tierra en frente le bloqueó la vista, pero al menos está seguro de haber terminado de separar a los trotamundos de las flores solares.

Izuku se remueve entre quejidos de dolor, la tierra lo engulló hasta las caderas y se encontraba atascado. Forcejea con fuerza durante un rato hasta que alguien lo tomó por debajo de sus brazos.

—No te muevas—Ordenó la soporífera voz de Todoroki, obedeció quedándose estático lo mejor que pudo pese a no estar acostumbrado a que lo toquen. Sintió la fuerza del contrario en el agarre bajo sus brazos, y lentamente sus piernas salían.

Terminó con su espalda chocando contra el pecho de Todoroki cuando fue sacado, con éste cargándolo elevándolo un poco y lo pies de Izuku colgando.

—¡Gr-Gracias!—Balbuceó mientras rápidamente pisaba el suelo. Contempló la tierra en la parte baja de su vestimenta y la sacudió como pudo, pensando fugazmente en lo preocupada que se pondría su progenitora en cuanto lo vea. Y durante su faena nota la insistente mirada del contrario sobre si, lo observa confuso—¿Todoroki kun?—llama pero el contrario no responde, y una idea cruza por su mente crispándolo—¡Todoroki kun! ¡¿No me digas que te lastimé?!

Ciertamente no midió sus fuerzas y no tomó en cuenta que tan lejos estaba Todoroki en ese momento, pero el aludido niega con la cabeza bajando la mirada, en un ademán pensativo que no comprende.

—Midoriya, tú…—Pero no completa la oración, ni el mismo lo comprende bien, no quiere indagar en un asunto que no le incumbe pero le llama poderosamente la atención.

—¡Increíble hermano!—El par se tensa al escuchar la voz de Shigaraki—tal poder destructivo… ¡Definitivamente eres de los míos!

El joven se encontraba delante de una pared destrozada, saliendo intacto de un agujero negro junto al brujo que lo acompañaba observando sobresaltado.

—¡N-No es posible!—Dice alarmado—otro… ¡Otro al…!

Y Deku creyó que iba a darle un infarto cuando pensó que el brujo iba a terminar de decir su secreto frente a la presencia de Todoroki. Pero una ráfaga brillante dorada irrumpió, impidiendo que terminara de hablar y que Deku inhalara maravillado al reconocer esa magia en cualquier parte del mundo.

La figura imponente y majestuosa hizo estremecer a los presentes, All Might poseía una expresión malhumorada mientras veía a los intrusos.

—¡All Might!—Llama Izuku con los ojos brillantes mientras Todoroki a su lado suspira soltando el aire que no sabía que contenía.

El mago de espaldas alzó el pulgar para voltear a verlos con la mejor sonrisa en su rostro pese al enojo que sentía.

—Ya todo está bien, estoy aquí, no… ¡Estamos aquí!—Dice, y una succión repentina impidió que Kurogiri abriera un agujero a espaldas de All Might.

Izuku sintió que iba a llorar al ver llegar las figuras más famosas en el mundo mágico, de entre ellas divisó unos anteojos relucientes.

—¡Hemos llegado!—Iida estaba de pie junto a los magos y algunos de sus compañeros de clase. Trece mantenía en alto su varita roja, la cual conjuró un vértice que succionaba con fuerza cualquier intento de agujero.

El panorama ya era desalentador, los magos de elite llegaron y sus lacayos yacían inconscientes en los suelos inconscientes o congelados. Miró a un costado, el último duende ya había cruzado el agujero escondido que abrió por entre los escombros.

—Tomura—Llama mientras toma del brazo al aludido sin ejercer fuerza—es hora de irnos—el menor lo miró con esa mueca de repudio.

—Las flores…

—Tenemos las necesarias, pero debemos irnos ya—Y abrió el último agujero a sus espaldas, lo suficientemente pequeño y rápido para que Trece no lo intercediera.

El brujo fue el primero en entrar, pero Shigaraki se dio el lujo de mirar atrás una última vez, hacia Izuku específicamente, sonrió mirándolo mientras cerraba el puño y se lo llevaba al pecho con un golpe suave.

Izuku parpadeó sin comprender ese gesto y la expresión risueña rota de Tomura. Terminó por ver al par huyendo por el agujero sin que pudiese hacer nada.

.

.

.

.

Hadas revoloteaban de un lado a otro con destellos blancos, Izuku se había tomado un tiempo estudiando un libro llamado “Los tipos de hadas conocidos” en la biblioteca de UA y con la carismática presencia del señor calabaza. Distinguía las de este tipo como “las ángeles”, hadas sanadoras cuya escarcha plateada atendían las heridas y recomponían fuerzas.

Las criaturas estaban siendo dirigidas por una mujer mayor y bajita de estatura, la maga curandera Recovery Girl nombre real Chiyo Shuzenji, All Might le había comentado lo habilidosa y profesional que era.

—Bueno, por suerte sólo tuviste unos rasguños—Decía la canosa mujer mientras una hada le tendía una taza humeante de té.

—G-Gracias—Susurró tímidamente para luego tomar un sorbo de la bebida.

Los magos habían trasladado a los estudiantes rezagados a la enfermería de la academia, tras un rato de ser revisado físicamente, ahora Izuku estaba sentado en una de las camas.

—Parece que fuiste el único afortunado comparados a ellos…—Y la mujer desvió la mirada al otro lado.

—¡Agh! ¡Cuidado con ese alcohol demonios!—Se quejaba Bakugou mientras unas hadas limpiaban las heridas de sus brazos, Uraraka se encontraba en la cama siguiente de la de él con un brazo vendando, recostada y una expresión de cansancio en su faceta.

—Pues es la primera vez que veo a alguien salió tan bien librado tras un enfrentamiento con ese sujeto—Agregaba la mujer tras un bufido del rubio.

Izuku bajó la mirada con preocupación, con la imagen vaga de su maestro cruzando por su mente.

—¿Cómo está Aizawa sensei?—Se adelantó Uraraka antes de que él pudiera decirlo.

Chiyo suspiró antes de hablar.

—Lo que sea que le hayan arrojado confundió por completo su mente hundiéndolo en un mundo de ilusiones, cuando los atacaba él pensaba que combatía contra el enemigo—Explicaba para las miradas de preocupación de los menores, pero sonrió apaciblemente—aun así fue más difícil remover el líquido viscoso que hicieron para retenerlo que el curarlo de la confusión. No se preocupen, después de unos días de reposo estará como nuevo.

Tanto Uraraka como Midoriya soltaron el aire de sus pulmones aliviados.

—¿Y Todoroki kun?—Pregunta Izuku, debido a que no veía al nombrado desde hace un rato.

—Fue el primero en irse tras la revisión—Explica y guarda sus utensilios—ya están listos, pueden regresar a casa. Procuren descansar mucho—Uraraka e Izuku asintieron mientras que Bakugou sólo bufó.

Pero Izuku aún conservaba una interrogante carcomiéndole el interior.

El director Nedzu los dejó ir con unos días de descanso para recuperarse de la conmoción del ataque, se despidió de Iida y Uraraka en el camino y meditativo caminaba con la luz del ocaso iluminándolo tenuemente.

—¿En qué piensas joven?—Izuku respingó y detuvo su paso en cuanto escuchó esa voz.

—¡All Might!—El aludido salió de un callejón, vistiendo ropa casual que no le restaba para nada lo imponente de su figura—¿Qué haces aquí?

—Supusimos que tendrías muchas preguntas—Agrega, ya con el menor frente a él.

Izuku bajó la mirada inseguro situándolas en sus manos.

—Ese chico, Shigaraki Tomura. También es un alquimista—Dice, más sin embargo el mayor no muestra signo de sorpresa.

—De eso me di cuenta—Su mirada se volvió distante—que un alquimista se halla ido por el camino torcido, era lo que menos quería. Quien sabe las barbaries que hará con las flores solares—la mirada de Izuku se sobresaltó con sus palabras.

—¡¿Se llevaron las flores?!

—Sacaron cuenta y fueron robadas un total de siete. —Explica observando la expresión de preocupación del menor—ya eres consciente de la cantidad generosa que produce una solar, con tanto polvillo podrá hacer cuanto experimento torcido quiera.

—All Might ¿El polvillo que le arrojaron a Aizawa sensei…?

—Lo investigué, es la causa de las muchas tragedias que han pasado últimamente—Suspira bajo el semblante alarmado del menor—por suerte pudimos curar a Aizawa, pero presiento que su alcance es mucho mayor.

—¿A qué se refiere?—All Might le dedicó una mirada seria.

—Ese joven al igual que tú está puliendo sus habilidades, volverá y con un polvillo más fuerte—Izuku apretó sus puños mientras hacía memoria.

—All Might, él intentó llevarme—El adulto mostró sorpresa combinada con preocupación—quería presentarme a alguien…

La expresión del adulto se tensó, mostrando una mirada más dura con brillo de enojo que le heló la sangre a Izuku.

—¿Dijo su nombre?—Por lo grabe de su vos Izuku sintió que le exigía la respuesta.

—No.

All Might respiró profundo, intentando calmar el mal presentimiento en su pecho, manteniendo el temple que tanto tranquilizaba al público. Se acercó a Midoriya y poniendo su mano en su cabeza le dio la mejor de sus sonrisas.

—¡No te preocupes! Todo salió bien al final, lamento que hallas tenido que pasar por algo tan duro pero lo hiciste bien joven.

Aún recibiendo las palabras de ánimo de su ídolo de la infancia Izuku no sonrió, mantuvo su semblante cariz bajo y apretaba los puños. All Might no comprendía que le sucedía hasta que habló.

—All Might, Shigaraki Tomura es mucho mejor alquimista que yo—Dijo, con un rostro frustrado, el superior no dijo nada expectante a que continúe—luchamos y tenía todas mis habilidades y más, por lo que me venció por completo. Se llevó mis polvillos por lo que fui un inútil hasta más o menos el final…

—Vi los resquicios en el invernadero, se ve que tiene mucha práctica—Agregó All Might—pero tú joven, apenas te estás introduciendo en este mundo, y para haber tenido un comienzo en solitario, estás avanzando muy bien—intentó animar, más el contrario mantenía la mirada gacha.

—No me importa que tenga más práctica que yo, no quiero volver a perder, no quiero perder contra alguien como él y dejarlo hacer lo que quiere—Elevó la mirada, con sus ojos verdes brillando en determinación—quiero ser más fuerte All Might.

El mayor sonrió maravillado por la convicción que mostraba el joven, pese a ser la mayor parte del tiempo inseguro y torpe, era en momentos como este que lo hacía sentirse seguro de sus decisión.

Leyó su intención en su mirada.

—Quieres pedirme algo ¿Cierto?—Pregunta, e Izuku asiente decidido.

.

.

.

.

Los golpes en su puerta lo hicieron levantarse de mal humor, arrastraba los pies y bostezaba con pereza. Odiaba que interrumpieran sus siestas.

Al abrir la puerta no se esperaba encontrar la figura de Midoriya Izuku.

—¡Gran Torino! ¡Lamento molestarlo!

—¿Toshinori te dio mi dirección? Más te vale tener una buena excusa chaval.

—Por favor, quiero practicar.

—¡¿Ah?!—Arqueó una ceja enfadado y estaba a punto de mandarlo al demonio hasta que vio la mirada brillante y determinada del menor.

—Quiero ser capaz de crear un artefacto Gran Torino—Decía, apretando los puños y con la mirada llena de coraje—uno que pueda proteger a las personas y me dé las fuerzas para luchar ¡No pienso quedarme atrás!

—¿Esto es por lo que sucedió en el invernadero? Mira chico, sé que debiste por algo muy amargo pero si te presionas….

Pero Torino calló cuando observó su mirada, llena de un brillo que vio hace tiempo en su pupilo, y la pereza se esfumó al igual que su malhumor por ser despertado, reemplazándose por una sonrisa vivaz y llena de expectativa.

—Ack que demonios, ya me encendiste mocoso. Más te vale que estés preparado porque llenaremos a UA de las cosas más locas que puedes imaginar hasta que sea el amanecer.

Izuku asintió sin titubeo y eso lo emocionó más, estaba por ir a tomar su abrigo para irse al taller de Izuku cuando éste lo llamó.

—¡Ah! Gran Torino, hay una cosa que quiero preguntarle—Cuando tuvo la atención del anciano realizó el mismo movimiento que hizo Tomura antes de escapar, llevándose el puño en un golpe suave al pecho—¿Sabe que significa esto?

Torino parpadeó y lo miró con interés.

—Oh veo que estás aprendiendo modales de artesano.

—¿Artesano?—Repitió con sorpresa y el mayor tomó su abrigo distraídamente.

—Sí, existe un leguaje de señas antiguo para los primeros artesanos creadores de los artefactos espirituales y mágicos, se dice que ellos eran mudos por lo que se comunicaban por señas especiales. Ya no se usa hoy en día, los mocosos maleducados prefieren un mensaje de texto o watssap ¡Pero oye no dejes de aprenderlo! Te da clase, y aunque no lo creas los alquimistas somos artesanos también.

Torino volteó a verlo sonriendo ajeno a la tertulia que estaba pasando Izuku para sus adentros.

Repitió el mismo movimiento que hizo hace un momento el menor. Llevándose la mano de madera al pecho.

—“Esto” es una despedida amistosa—Izuku parpadeó inseguro, y aunque tenía el presentimiento de que no le iba a gustar la respuesta se atrevió a preguntar.

—¿Q-Qué significa exactamente?

—Significa: “nos veremos pronto”

Continuará…

Siguiente

Anterior

7 comentarios sobre “Capítulo 25: La conclusión.

  • el diciembre 18, 2017 a las 5:37 am
    Permalink

    Esto se prendió demasiado ahhh ! Shigaraki puede demasiado conmigo a hahahah <3

    Respuesta
  • el diciembre 18, 2017 a las 3:43 pm
    Permalink

    Omg!! Kyaaa! No hay palabras, muchas gracias por tu trabajo! Hasta la próxima actualización!! (Feliz navidad!(?))

    Respuesta
  • el diciembre 21, 2017 a las 1:12 am
    Permalink

    ohh, me encanta tu modo de escribir de verdad eres genial, no se que va a pasar en el siguente capítulo pero los espero con ansias, no cambies <3

    Respuesta
  • el diciembre 22, 2017 a las 5:57 am
    Permalink

    Ahhhhhhh ya se prendio estoooo que pasara en el siguiente capitulooo 😮 … que intrigaaa espero la contii ;”3

    Respuesta
  • el diciembre 23, 2017 a las 11:18 pm
    Permalink

    ¡Demonios! ¡Esto es demasiado! Aiudaaa
    Ejem… Muchas gracias por tu bello trabajo y esfuerzo :’v
    Por cierto, que tengas una feliz navidad 😀 y esperaré con mucho amor el siguiente capitulo ¡Eres genial!

    Respuesta
  • el enero 30, 2018 a las 6:43 pm
    Permalink

    Me encanta tu historia <33 pero estoy super triste porque los capitulos 26 y 27 no los encuentro siendo que tu los publicaste hace una semana.. No tengo ni idea si es algun tipo de bug o los dos capitulos se han borrado de repente, pero sigue asi! me encanta! (tododeku for life)

    Respuesta
    • el enero 30, 2018 a las 9:34 pm
      Permalink

      Ahora si los puedo ver 😀 Asi que aprovecho a decir: Amo tu historia! en especial los momentos tododeku, estoy muy feliz de haber encontrado una fantastica historia de mi otp, y mejor aun, con una increible trama

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *