Capítulo 46: Cuerpos cambiados.

Todo ha sido demasiado raro, difícilmente logró que sus… las temblorosas manos de Todoroki lograrán poner el uniforme de UA, después desayunar con la familia de su amigo tampoco fue mucho mejor, aunque fue agradable descubrir que tiene una amable hermana y un animado hermano.

Afortunadamente Endeavor no estaba esa mañana así que no fue tan malo. Y ahora, caminando por la calle que le llevaría a UA, Izuku no pudo evitar sentirse cohibido cada vez que veía el reflejo de un charco de agua en el piso o en un vidrio, las expresiones de ansiedad no le quedaban nada bien a Todoroki.

Suspira y vuelve a mirar el mensaje en el telefóno celular, se le ocurrió contactar a su teléfono propio y afortunadamente recibió una respueta inamediata y corta.

—“Te veo en la academia”—No recibió más respuesta, quizás Todoroki prefería tratarlo en persona.

Solo debía ser sútil, mantenerse en calma y buscar a Todoroki, en cuanto estuviera con él en seguida buscarían a recovery Girl y problema solucionado. Por fortuna, pasar por entre los estudiantes fue sencillo, salvo uno que otro murmullo femenino que lo puso rojo no fue difícil.

Probablemente es debido a que Todoroki es alguien de pocas palabras, lo ha visto cruzarse con Iida y Kirishima pero generalmente son estos los que se mantienen hablando y no el bicolor. Una vez le oyó a Mineta quejas sobre como el hijo de Endeavor desperdiciaba todo su atractivo físico con su actitud antisocial, y aunque concuerda con el hecho de que si Todoroki quisiera sería alguien realmente popular, no cree que sea algo así lo que realmente quiere.

Finalmente llegó a su salón de clases, con una mirada nerviosa escudriñó todo el salón, sus compañeros estaban ocupados en sus asuntos o conversando entre ellos como para notar como Todoroki Shoto está al borde de un colapso nervioso.

—(¡¿N-No está?! ¡¿Todoroki kun no ha llegado?!)—En seguida se preocupó, pensando si quizás el bicolor tuvo un problema para faltar. Pensó en escribirle cuando de repente un leve choque en su hombro lo interrumpió.

Miró a ún lado y se encontró con una mirada achocolatada iracunda, Uraraka estaba junto a él y miraba de un lado a otro con impaciencia.

—Buenos días Uraraka chan—Saludó un tanto dubitativo, incapas de ignorar el anormal comportamiento enfadado de la muchacha, la susodicha le volvió a ver esta véz con un humor mucho peor.

—¡¿Qué tiene de buenos?!—Gruñó con voz acida y aguda, por alguna razón tembló ante su aptitud—¡¿Dónde diablos está Deku?!

—A-Ah pues…

—¡No me hables! Maldito bastardo mitad y mitad… agh este día de porquería—La chica se colocó la mano en la cabeza alborotando ferozmente su cabello, entonces empezó a levitar sobresaltándola—¡No otra vez!

Vio pasmado como la chica flotaba hacia el techo y pataleaba como una fiera mascullando maldiciones, incrédulo veía la escena y una descabellada idea se le plantó en la mente.

—¿K-Kacchan?—La chica detuvo su rabieta voladora y observó pasmada la expresión desconcertada y llena de ansiedad que reconocería en cualquier lado.

—¿Deku? ¡¿Eres tú, Deku?!

—No…—Mintió en un mecanismo automático de defensa, sin embargo este era inefectivo ante el detector explosivo de nerds de porquería Bakugou.

—¡Eres tú maldito! ¡Todo esto es tú culpa! ¡No mas espera a que te atrape…!—Estiraba brazos y piernas hacia bicolor que había puesto sus brazos en defensa.

—A-Así que Uraraka chan y tú intercambiaron cuerpos también…

—¡¿Tú que crees?! ¡Todo esto ha sido una porquería! ¡Primero despierto y veo a la idiota de cara de ángel en mi casa! ¡Luego me doy cuenta de que esa no es mi casa y estoy viendo un estupído espejo! ¡Sopresa soy una maldita cara de angel! ¡¿Tienes algúna idea de cuán malditamente difícil fue vestirse con los ojos cerrados?!

—W-Wow Kacchan, que considerado de tu parte…

—¡Soy un caballero, maldición!—Gruñó zarandeando brazos y piernas—¡¿Qué diablos nos pasó?! ¡¿Qué hiciste ahora Deku?!

—¡N-No lo sé! ¡N-No recuerdo hacer nada extraño!—Explicó mientras se posiciona en defensa como si los golpes de la chica de verdad le atacarán—¿E-En donde está Uraraka chan?

—¡Ni idea! ¡La he estado buscando incensatemente pero no encuentro a esa idiota!

—Pero… ¿Por qué no le escribes a tu teléfono?

—¡¿Crees que puedes pensar en algo que yo no?!—En seguida hurgó en el bolsillo de la falda y sacó un teléfono rosa, Izuku parpadea mientras lo ve.

—Vaya hace mucho que no veo uno de esos…

—¡La tostadora de mi casa es más moderna que esta cosa! ¡Pero el problema es que tiene la maldita renta vencida!

—Ah… creo que escuché a Uraraka quejarse porque subieron las rentas otra vez…

—¡Me importa un bledo que sea pobre!

—¿Qué es este escándalo?—Aizawa apareció ante ellos, con una mueca que mostraba fastidio y molestia al mismo tiempo—¿Todoroki y Uraraka? Esto es inesperado por parte de ustedes…—arqueó la ceja levemente extrañado, dado que contemplaba facetas de sus estudiantes que no pensó que podrían hacer. La alegre Uraraka mostraba un gesto de ira reprimida mal hecha y el siempre estoico Todoroki mostraba una mueca de pánico en todo su esplendor—de todas formas arreglén sus asuntos después, ya la clase empezará dentro de unos minutos así que Uraraka baja del techo.

—No sé hacerlo.

—¿Uh?

—¡S-Sensei! Lo que ocurre es que Uraraka se encuentra un poco enferma…—Habló apresuradamente mientras tomaba el pie colgante de la chica—¡Me encargaré de llevarle a la enfermería! ¡Volveremos muy pronto!

Entonces empezó a caminar de manera apresurada sosteniendo del pie a la chica y llevándola como si fuera un globo bajo la mirada extrañada de Aizawa.

—¿Por qué no le dices directamente lo que pasó?—Gritoneó la chillona voz de Uraraka.

—¡Es mejor no causar más problemas a Aizawa sensei! Con suerte Recovery Girl sabrá como curarnos sin armar escándalos…—Mientras mantenía el paso, inevitablemente su cabeza empezó a darle vueltas a la situación—pero ¿Cómo es que todo esto terminó así? Ayer no sucedió nada extraño ¿Será cuando regresamos del viaje trajimos alguna energía extraña…?

—Oi Deku…—El llamado más o menos femenino no detuvo la venida de los murmullos del ahora bicolor.

Pero de ser así Recovery Girl o incluso Gran Torino podrían haberlo detectado, cielos ahora que lo pienso no cuento con el apoyo de Gran Torino, así que tendrá que resolverse esto sin él…

—Hey…

¿Esto será algo que se resuelva haciendo uso de una poción o un conjuro? ¿Tendrá un  plazo de tiempo en que pase el efecto? No se de ninguna noticia en que dos personas hayan cambiado de cuerpo…

—¡Nerd de porquería escucha! ¡Estás congelando todo!

El susodicho reacciónó para darse cuenta del frío que hacía y contemplar como había hecho sin darse cuenta un camino de hielo.

—Oh Dios…—Soltó cuando alguien se resbaló con la capa de hielo.

En otro lado.

Sus ojos verdes todavía se desviaban al reflejo que le mostraba la ventana de vidrio, y rápidamente la volvía a apartar, la mujer anciana aún lo inspeccionaba de arriba abajo.

—Entonces… No eres Midoriya, eres Todoroki…—Repitió otra vez Recoveri Girl, aún un tanto incrédula.

El susodicho suspira moviendo las manos levemente de manera inquieta, se encontró con la mujer por mera casualidad en el pasilla. Ella cordialmente le saludó llamándolo “Midoriya” a lo que el respondió automáticamente y sin meditar “soy Todoroki”, lo que terminó con él siendo arrastrado a la enfermería.

Recovery se veía bastante sorprendida, mirando fijamente el rostro de poker que le dedicaba Midoriya, aunque ahora es Todoroki, es algo confuso.

—¿Y cómo se siente? ¿Te sientes tú mismo… o te sientes Midoriyesco…?

—¿Midoriyesco?

—Lo siento estoy un poco perdida…—Dijo la mujer secándose la frente con un pañuelo bordado.

—¿Cree que puede regresarnos a la normalidad?

—Bueno, estoy segura de que no es permanente, lo que tienen debe ser la consecuencia de liberar un conjuro sellado. Sin un mago que los haga inevitablemente se desvanecen, salvo que sea, y es lo que realmente me preocupa, una maldición…

—Maldición…—Repitió con la mirada en el suelo, recordando una de las tantas lecciones que le forzó su padre.

—Las maldiciones suelen ser conjuros permanentes. Sellos, magia negra, son cosas que pueden ser hechas haciendo una maldición… pero requiere un terrible costo.

—La vida del mago—Agregó Todoroki contemplando las manos de Midoriya, tenían un par de cicatricez probablemente echas por las prácticas, Recovery volvió hablar llamando su atención.

—Sería bueno saber cómo es que terminaron así—Dijo la mujer con un suspiro desganado al darse cuenta de la magnitud de la faena que tiene en frente.

—Oh, sobre eso…—Todoroki puso entonces la mochila amarilla en su regazo, al hurgar en ella sacó una estauilla de dos caras unidas en un bronce gastado.

—¡Oh esto es…!—La anciana mujer tomó con su mano el objeto, sus ojos se abrieron en asombro—dos en uno, creía que estas cosas habían desaparecido.

—Yo también… a pesar de que está dañado por el tiempo parece que aún seguía activo—Se acercó un poco a la mujer y le tendió en la palma un pieza de la cabeza de la estatuilla—por accidente Iida despegó la cabeza, quizás esta liberó el conjuro o lo que sea que nos pasó.

—¡Excelente deducción mi niño! Me quedaré con esto y lo estudiaré, mientras tú ve a buscar a Midoriya… ¿O a ti mismo? El punto es que lo traigas antes de que armen un escándalo.

—Bueno… no debería haber problema, nos íbamos a ver en clase…—Dijo y sacó el teléfono de Midoriya, se reprimió de hacer una mueca cuando vio que se quedó sin batería. Pero igual no deberían tener problemas para encontrarse.

De repente la puerta de la enfermería se abrió de manera abrupta, dejando ver a un Bakugou con expresión de susto y la respiración agitada. Ante la imagen tan rara lo llama.

—¿Bakugou?

—¡Recovery Girl sensei por fin la encuentro! ¡Necesito su ayuda con urgencia!—Al chico le brillaban los ojos e incluso podría jurar que tenía un semblante más suave.

—¿Qué ocurre querido?

—¡Soy hombre!

—Um, si, eso puedo verlo…

El muchacho negó efusivamente.

—¡No, no! ¡No lo entiende! ¡Estoy atrapada en el cuerpo de un hombre!

—Uff querido, no estoy especializada en esos temas pero tengo unos colegas que podrían ayudarte, pero sé de buena fuente que admitirlo es un gran paso, te felicito—Alzó el pulgar en apoyo y aprobación a lo que el rubio estuvo al borde de jalarse el cabello de la desesperación.

Entonces su mirada carmesí angustiada se topa entonces con los ojos verdes estoicos, como si apenas se enterará de que estaba allí corrió hacia Midoriya  y tomó su mano entre las suyas sin dejar de verlo a los ojos. El gesto sorprendió a Todoroki, no sabía que fueran tan cercanos…

—¡Deku kun!—Wow incluso lo llamó de manera dulce—¡Dime que tú si me reconoces! ¡Estoy atrapada en el cuerpo de este gritón grosero, pero sigo siendo la misma!—se sintió desconcertado al ver los brillantes ojos carmesí verle en súplica—¡Soy yo! ¡Uraraka Ochako!

—Oh…—Soltó con los ojos ligeramente sorprendidos a diferencia de Recovery que casi se le desencaja la mandibula por la sopresa—¿Uraraka?

—¡Sí! ¡¿Tú si me crees verdad?! ¡Por eso me caes tan bien Deku kun!—Exclamó con las mejillas sonrojadas y los ojos acuosos, extrañamente su amigo no mostró mucha expresión a como normalmente actúa.

—Soy Todoroki—Respondió escueto, y ahora contempló como el rostro del rubio pasó a estar pálido e incrédulo, ver tantas expresiones de bakugou que no sean de ira era muy extraño.

—¡¿Qué?! ¡¿Todoroki kun?! ¡¿Eres Todoroki kun?!

—Si, Midoriya y yo también intercambiamos cuerpo—Explicó.

—¡Oh no! ¡Ahora si no entiendo nada! ¡Me advirtieron que en UA las cosas no eran normales, pero nunca imaginé que algo así me sucedería!

—Estoy bastante segura que es la primera vez que algo como esto sucede—Interumpe la mujer mayor recibiendo la atencipon de los jóvenes—muy bien, ahora tendrán que buscar a Midoriya y a Bakugou, ruego porque el escándalo no sea tan grande, el director empezará a sospechar y no hay suficiente queso para sobornar…—suspiró con un rostro de cansancio antes de hacerle señas a los menores para que se retirarán—vamos, vamos tengo mucho que trabajar.

Las hadas empezaron a empujarlos, Bakugou chilló de manera afeminada mientras Midoriya solo mantenía ese rostro de nada, ahora los dos estudiantes estaban afuera de la enfermería.

El ahora más bajo se percató del quejido bajito que soltó el rubio y entonces vio la mueca casi infantil que hacía para contener el llanto.

—¿Uraraka?—Llama un tanto incómodo, la susodicha pasa a limpiarse la cara de forma apresurada antes de hablar.

—¡E-Estoy bien! Es solo… ha sido un mal día—Se sorbió la naríz y mantenía una respiración agitada mientras hablaba—me levanto por la mañana y cuando me fui a rascar la naríz me explotó la cara…

—Oh… debió ser duro…—Respondió vagamente mientras posaba la mano detrás de su cabeza, el rubio negó.

—Eso no fue lo peor…

—¿Y qué lo fue?

—Y-Yo…—Los labios le temblaban y apretaba los puños con fuerza, Todoroki meditó que quizá la chica estaba pasando por una verdadera tragedia por el rostro de desesperación que hacía—tenía que ir al baño…

Y no era para menos…

—Mi más sentido pésame Uraraka—Dijo lo más amablemente que podía, porque al fin a cabo, por más rara que sea la chica, nadie merece tener las vistas que ella tuvo.

—N-Ni siquiera había entendido que estaba en el cuerpo de Bakugou kun, hasta que vi que me colgaba su…

—Por favor no me des detalles.

—¡Ya nunca podré casarme!—Exclamó antes de romper en llanto en el hombro del peli verde, éste se dedicó a darle unas palmaditas en la espalda en señal de empatía.

Los estudiantes que pasaban por allí contemplaron, con cierta extrañesa, como el rubio gritón y buscapleitos de la clase 1A estaba llorando a mares en el hombro del nerd que murmuraba cosas en el pasillo.

De repente una brisa fría llama su atención, gira hacia la derecha percibiendo que provenía de esa dirección.

—Uraraka, deberíamos ir por allí…—La llama dando una ligera palmada en su espalda, la susodicha se sorbio la naríz… o mejor dicho la nariz de Bakugou, y le vio alejarse a unos pasos— en esta dirección se siente más frío.

—¿De veras? Yo no siento nada.

—No se si es porque no tengo encima mi magia, pero puedo percibir más fácilmente la temperatura del ambiente—Explica bajo la mirada atenta carmesí—puedo sentir que hay algo frío por allí.

—¡Vaya! ¡Eres genial De..! ¡Digo Todoroki kun!

En serio que ver y escuchar a Bakugou de manera tan alegre y amable era algo que nunca pensó ver. No caminaron demasiado cuando sintió que el frió se hizo más presente, incluso contempló pequeños charcos húmedos que iban rectos como una línea, al final de ese camino húmedo encontró dos figuras, una agachada y otra que se sacudía incensantemente.

—¡Diablos nerd! ¡Ahora tengo frío hasta el trasero!—Bruscamente la chica se sacudía la falda, ya habiendo bajado del techo ahora lidiaba con escarcha de hielo que se le derretía en la ropa.

Midoriya por su parte se quedó en silencio mientras observaba como acumulaba hielo fácilmente en su mano derecha. El pensamiento se le escapó.

—Wow… esta es la diferencia entre tener y no tener…

—Sí, así es como se siente no ser una basura con nada, ahora eres una basura con algo.

—Siento que podría quedarme así para siempre.

—¡En tu vida!

El rostro de Todoroki sonrió de manera nerviosa alzando las manos de manera indefensa, en un intento banal para evitar que la fiera delante de él arremetiera con toda su furia.

—Para ser honesto, yo también preferiría que no lo hicieras.

El cuerpo bicolor se estremeció por el sobresalto, Izuku se mira así mismo allí parado. No era como verse en un espejo, estaba viéndose a sí mismo desde la perspectiva de otro, su rostro estoico le devuelve la mirada de manera fija antes de hablar.

—Esto es muy raro…

—Ah… sí que lo es…—La curva de sus labios tiemblan por los nervios y entonces se percata de la presencia del rubio debido al chillido poco femenino que suelta.

—¡Eek! ¡No puede ser! ¡Te cambiaste de ropa!—Observó como efectivamente su cuerpo estaba bien vestido con las ropas de la academia, Bakugou apenas le miró antes de hacer una mueca de enfado.

—Tú también.

—¡Es diferente! ¡No miré más de lo necesario…!—Fijó la mirada al suelo con las mejillas ardiendo.

—¡Pues para que sepas lo hice con los ojos cerrados! No me interesa espiar a una niña.

—A-Aún asi… me siento ultrajada…—Se abrazó así misma con rostro lloroso.

—¡Oye no pongas un aspecto tan lamentable en mi cuerpo!

—C-Chicos… No deberían…

—Midoriya—El llamado de su nombre con su propia voz lo interrumpe, los ojos verdes le miran fijamente y le dan una sensación muy extraña, verse así mismo es muy raro—Recovery Girl ya sabe lo que nos pasó.

—¿De veras? ¿Y qué es?

—El tótem dos en uno, parece que era autentico…

—¡Lo sabía! ¡Todo esto es tú culpa Deku!

—¡K-Kacchan yo no quería…!

—¡Muere!

—¡No manches mis manos de sangre! ¡Q-Quiero decir…! ¡No golpees a Deku kun!

Todoroki suspiró viendo la disputa que hacía el trío, vio su cuerpo flotar contra el techo, a la chica soltar unas maldiciones mientras el rubio por accidente le explotó un brazo al intentar detenerla.

Era oficial…

—Qué día más raro…

 Continuará…

Anterior

6 comentarios en «Capítulo 46: Cuerpos cambiados.»

    • el marzo 4, 2021 a las 8:52 pm
      Enlace permanente

      Kkkyyyaaaa que emoción poder leer esta emocionante y divertida historia.

      espero con ansias la continuación.

      Respuesta
  • el marzo 4, 2021 a las 2:17 pm
    Enlace permanente

    AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
    ¡ES MI FANFIC FAVORITO!

    Respuesta
  • el marzo 4, 2021 a las 6:58 pm
    Enlace permanente

    Q emoción!!! Por un insta te pensé que ya nose seguiría publicando! 😢😢 . Me alegra saber q si!! Estaré esperando con muchas ansias el siguiente capitulo 😊😊😁😁😁. Por favor sigue escribiendo 😊

    Respuesta
  • el marzo 12, 2021 a las 2:36 pm
    Enlace permanente

    Cuando pensaba que ya nunca actualizarias, me regalas este capitulo tan divertido. Nunca fallas al sacarme una carcajada =)
    No veo el dia en el que Shoto y Deku admitan-AL FIN que se gustan y se besen y se casen y hagan que la cabeza de Endevor explote
    Oh! y el hermano de shoto !! cuando aparecera para llevar el caos a la familia todoroki y la madra, oh por dios LA MADREEEE
    Tantas cosas que pueden pasar

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *