Capítulo 44: Estatuilla.

Recovery observaba con expresión ceñuda y desconfiada la sonrisa aparentemente inocente de Torino.

—¿Fuiste a una excursión en donde casualmente encontraste las flores y decidiste donarlas?—Repite las palabras dichas por el contrario quien asiente con entusiasmo.

—Sep ¿Genial no?

—Si… justo cuando tres estudiantes cayeron en enfermedad cuya única cura él tónico de esta flor…

—¿En serio? ¡Pues en hora buena que me aparecí con esto! ¿No?—Dice alegre, Recovery suspira a tiempo en que se sienta en la silla detrás de su escritorio de consulta.

—Midoriya Izuku fue a la montaña protegida de Tokaku ¿No?—Dijo en tono cansado a lo que Torino suelta una risa coloquial.

—Qué perceptiva como siempre.

—Tú mientes pésimo.

—Sé que cualquier cosa que inventara tú lo ibas a saber, ya que te diste cuenta desde la primera vez que lo viste ¿No? Las manos de alquimista de Midoriya Izuku…

Recoverý suspiró nuevamente mientras Torino le miraba con una sonrisa de tranquilidad, porque en el fondo comprendía que la mujer sabía que de alguna manera algo así iba a pasar.

—¿Qué está intentando All Might? Llevando un alquimista de técnicas prohibidas a un lugar lleno de magos…—Torino contempla su expresión preocupada, ella era así de suave, de alguna forma adoptaba a todos los niños de UA como suyos y se mortifica cuando estos salen heridos.

—Es el único lugar que conoce en donde podría hacerse más fuerte y observarlo de cerca—Explica, sin embargo no parece bastarle a ella.

—Es… ¿Es posible que Toshinori quiere que lo ayude contra “él”?

Torino posa la mano de madera detrás de su cuello, en un gesto de incomodidad y meditando para sus adentros que palabras debe decir para no meter más en problemas a su pupilo.

—Quizás, y de ser así, estoy seguro que Toshinori no lo pondría bajo peligro.

La contraria solo suspira, mientras se sienta en una de las sillas de la enfermería de la escuela.

—Como si pudiera asegurar eso…—Se limitó a decir para finalizar la conersación y empezar el tónico.

.

.

.

—¿Qué diablos…?

Bakugou solo soltó la palabrota sin saber que más decir, sentado en el sillón de la solitaria oficina de profesores observaba con evidente consternación a los idiotas frente a él.

—¿Deku es una campanita que tira polvito por ahí?

—Como dije, es alquimista—Corrige All Might sudando un poco debido a la presión de la situación, Izuku estaba encogido en la esquina del sillón como niño regañado y bajando la mirada a sus manos juntas en el regazo.

La expresión consternada de Bakugou cambió lentamente a pensativa para finalizar en una sonrisa fanfarrona que a Izuku le recordó a cuando eran niño y el rubio hacía un acto que le hacía sentir superior.

—Sabía que no eras un mago, nunca lo fuiste ni lo serás—Bakugou lo dijo más por segurida aunque sonaba a burla, aún así Izuku no se vió tan herido como cuando se lo decía en la secundaria, en su lugar le miró con una expresión de incomodidad para luego suspirar con una expresión de rendición sin ganas de reprochar nada.

—Pero es Alquimista—All Might vuelve a hablar para llamar la atención de los jóvenes—no podrá hacer magia pero lo que hace es igual de importante y valioso.

Bakugou pone una expresión señuda ante la mirada de seriedad del mago, cruza los brazos mientras vuelve a hablar de manera.

—¿El qué? ¿Por qué apoyas a Deku?

—Puede hacer algo que tú y yo jamás podremos hacer—Declara mientras las miradas de ambos jóvenes se alteran—casi no existen personas como Midoriya, joven Bakugou, seguro que no has escuchado de la alquimia hasta que te lo dije ¿Cierto? No puedo dejar a un joven con ese don experimentar solo a prueba y error sin ningún tipo de supervisión, ya que los desastres que puede ocasionar pueden ser catastróficos, como esa vez con el polvillo rosa.

—¿Polvillo ro…? ¡Espera! ¡¿Tú hiciste esa porquería?!

—¡F-Fue un accidente! ¡¿Es que no lo sabías?!

—¡Nadie quiso decirme porque no querían que lo matara! Con que te protegían pequeño bastardo…

—¡Lo que intento decir!—Interrumpe antes de que el rubio saltara a pelear con Midoriya que temblaba como un gato—solo estoy velando por la seguridad del joven Midoriya y guiándolo en lo que pueda.

Bakugou bufa con evidente mal humor mientras Izuku se rasca por detrás de la cabeza intentando calmarse.

—Pero eso lo puede hacer mejor el vejete con las manos de madera ¿No? ¿Por qué tienes que hacerle de niñera?

All Might y Midoriya cruzaron miradas de manera nerviosa mientras Bakugou arquea la ceja disgustado antes de que el mayor volviera a hablar.

—Verás… Torino… n-no es que sea mal maestro… s-solo, yo no lo pondría como ejemplo de una “autoridad reponsable” ¿C-Comprendes? Te ruego que no le digas que te dije esto—La imagen del mago más fuerte temblando como una gelatina es algo que difícilmente podrá olvidar, Bakugou suspira con molestia mientras medita para sus adentros.

—¿Quién más sabe de esto?

—Aparte de ti, Torino y…

—Tokaku san y Ice san lo descubrieron, Todoroki kun también sabe…—Completó Izuku, hubo un segundo de silencio en que el enfado de Bakugou se podía ver desde el espacio.

—¡¿Qué diablos?! ¡¿Por qué demonios lo sabe dos caras?!

—¡Fue un accidente! ¡No tenía opción!

—Shh ¡Bajen la voz!

Como pudo silenció los gritos de los chicos, faena que fue bastante difícil a decir verdad, incluso tuvo que ejercer un poco de fuerza para retener a Bakugou de pelear con Izuku. Tras unos minutos un iracundo Bakugou salía a pasos fuertes de la sala mientras, se detuvó justo en el marco de la puerta para voltear con su mirada enardecida hacia All might y el idiota de Deku.

—¡Más te vale que este secreto no lo sepa más nadie Deku estúpido! ¡Porque me aseguraré de que tu cabeza ruede antes de la mía!

Izuku traga grueso porque la amenaza suena a un hecho intangible si llegara el caso en que se descubriera su condición de alquimista.

Terminaron por ver como la espalda de Bakugou se perdía en el pasillo, tiempo en que All Might le posó la mano en la cabeza y le sonrió.

—Eso salió mejor de lo que esperaba.

—¿En serio?

—Estaba listo para sobornarlo.

—Uhh Kacchan no es alguien especialmente materialista, aunque supongo que un juego de figuras de All Migh autografiado lo haría pensar…—Toshinori iba a reir pero el rostro de Izuku estaba apenado—lamento causar tantas molestias…

—Oh chico…—Planta una potente y cariñosa palmada en la espalda del joven quien estuvo a punto de escupir el pulmón—Torino ya me explicó la situación, te la dejo pasar esta vez porque fuiste con unos conocidos nuestros pero más te vale esforzarte para compensar este mal trago.

—All Might, gracias…—Dice con dificultad mientras intenta reincorporarse—lo haré, recuperaré el tiempo pérdido ¿Dónde está Gran Torino?

—¿Uh? ¿Seguro? Puedes descansar si quieres…

—¡Me siento genial! De hecho hay algo que quiero mostrarle…—Sonríe ansioso cosa que a All Might le asustó el interior.

—Por favor no haga explotar cosas…

—¡N-no! Creo…—Izuku bajó la mirada con pavor porque tampoco es fanático de que las cosas le estallen en la cara, el mayor suspira antes de hablar.

—Si ya entregó las flores podría estar en el taller.

—¡Gracias!—Izuku hace una rápida reverenciar antes de apresurarse por el pasillo.

.

.

.

.

Izuku llegó al taller con su mochila amarilla en la espalda, se encontró a Torino hurgando y tirando cosas al suelo.

—¿Gran Torino?

—Eh Chico…—Saluda distante mientras tomaba unas cosas y las tiraba al suelo importándole poco que se rompieran algunas.

—¿Qué está haciendo?

—Hay mucha basura aquí sabes, quiero liberar algo de espacio—Agrega mientras sin cuidado tira contra el suelo unas vasijas al suelo e Izuku se apresuró a hablar nervioso.

—¡E-Espere! ¡¿Este taller no le pertenecía a la maestra de All Migth?!

—Si ¿Y?—Agrega Torino mirándolo con una ceja arqueada mientras arroja contra el suelo un pocillo blanco, Izuku se sobresalta por el impacto y pensando en su interior que dicho objeto lucía costoso.

—Por favor deténgase ¿Qué tal si a All Might no le parece esto?

—Pff no seas ridículo, aquí solo hay baratijas viejas, Toshinori ya lleva consigo los recuerdos más importantes—Dijo con tranquilidad, y aunque sus palabras sonaban casi poéticas Izuku aún tenía una mirada inconforme que le enervaba—¿Qué pasa? Si tienes algo que decir dilo.

—Es que… quiero quedarme con todo lo que All Might haya tocado…

Diablos, que famboy dan miedo…

—Chico, esa aptitud te convertirá un acumulador compulsivo, como alquimista ese rasgo es inevitable pero lo tuyo te hará ver como un loco…—Con fastidio hurgó dentro de un cofre viejo mientras seguía hablando—¿Qué rayos quieres con esta basura? Solo tiene polvo, acaros, moho, cucarachas muertas, herramientas cortapunzantes, cosas inflamables…

Torino iba lanzando todo objeto cuanto nombraba, algunos chocaban contra los pies Izuku quien sentía que algo en su interior se destrozaba como esos objetos ¡Algunos de esas cosas podría tener una historia de All Might! No pudo contener en rogar.

—¡Dejenme quedarme con uno al menos!—Pidió casi como un niño pidiendo dulces y Torino bufa hastiado.

—Si tú insistes…—Miro nuevamente en el cofre y tomo un objeto, le mostró al jovensuelo un token de madera de dos caras unidas en color bronce gastado—ten, puedes quedarte con este.

Izuku lo tomó entre sus manos con cuidado y lo inspeccionó con detalle, estaba viejo pero intanto en su mayoría, los ojos de las caras brillaban en rojo.

—¿Y esto?

—La imitación del token “dos en uno”, del que se dice que acabó con la enemistad entre dos reyes en guerra—Respondió Torino mientras arrojaba cosas al suelo a diestra y siniestra, Izuku se vio un momento decepcionado.

—Oh una imitación…

—Creo que fue un regalo de cumpleaños de Toshinori.

—¡Lo cuidaré mucho!—Izuku guardó con rapidez el token en su mochila con una sonrisa de niño en su rostro.

—Por cierto…—Comenzó Torino nuevamente mientras lo veía de reojo—este chico, Todoroki…—Izuku le vio de vuelta y continuó—tan pronto tomó el té sus primera palabras fueron tu nombre.

El menor se sorprende por sus palabras.

—¿De verdad? ¿Por qué?

—Solo preguntó cómo estabas, pero estoy seguro que sospecha que fuiste tú el que trajo las flores que necesitaba ¿Le dijiste algo?

—Uhh…—Izuku desvió la mirada con pena a lo que Torino solo suspira.

—Voy a creer que ustedes dos ya se llevan lo suficientemente bien como para que le digas que vas a romper las reglas de esa manera, no creo que seas tan idiota como para andar diciendo esas cosas a cualquiera.

—S-Si—Respondió dubitativo ante la mirada del hombre mayor, ocultó las manos en los bolsillos y al sentir cierto objeto recordó la razón por la que fue a buscarlo en primer lugar—¡Gran Torino quería mostrarle esto!

Mostró la mano y extendió los dedos dejando ver dos colmillos de tigre, Torino abrió los ojos asombrado.

—N-no me digas ¿Esos son los colmillos de la tigresa de Tokaku?

—¡Si!

—¡Oh genial!—Habló en voz elevada por la emoción a lo que Izuku sonrió en alegría.

—¿Cree que podamos hacer algo con ellos?

—¿Qué si podemos hacer algo? ¡Ja! ¡Puedes…! No espera, tiene que ser una sorpresa…—Sonrió de manera traviesa cosa que le borró la alegría a Izuku para entrar en pánico.

—Gran Torino, A-All Might me pidió que no haya explosiones…

—Buff, aburrido, pero no te angusties sé perfectamente que tienes que hacer—Le devoldió a Izuku los colmillos mientras caminó hacia la puerta—¡Dame tres días! Quedarás de piedra cuando lo hagamos.

—¡¿Huh?!

—No literalmente idiota—Entrecerró el seño por la expresión de horror que le dio el joven—mientras no estoy trabaja en aquello que quieras crear contra Shigaraki.

—Ah…—Izuku no alcanzó a hablar cuando Torino se fue, con todo lo que pasó olvidó que debía crear un objeto que le hiciera frente al líder de la orden maldita, realmente debería empezar a pensar en eso.

La luz del sol reflejó una luz que le dio en el ojo, y por inercia miró el origen del reflejo, el adorno dorado de una de las tantas chatarras que destruyó Torino contra el suelo y dejó olvidado, apenas intacta tenía la forma de una mariposa. No tenía nada que ver, pero la imagen del insecto le recordó un rostro.

—Mejor me aseguro que estén bien…—Se dijo así mismo tímidamente antes de retirarse el mismo del taller.

Continuará…

Anterior

4 comentarios en “Capítulo 44: Estatuilla.

  • el marzo 20, 2020 a las 3:36 pm
    Permalink

    Extrañaba mucho esta historia, muchas gracias por subir un capitulo más 😘😘😘

    Respuesta
  • el marzo 21, 2020 a las 5:29 am
    Permalink

    Me encanto 😍😍😍🤗🤗🤗🤗🤗🤗😍😍😍😍

    Respuesta
  • el marzo 24, 2020 a las 10:57 pm
    Permalink

    HAAAAAAAAAAAAAAAAA
    Como amo esta historia ★u★

    Respuesta
  • el abril 27, 2020 a las 7:50 pm
    Permalink

    Kkkyyaaa

    Que bueno que pudiste actualizar, la historia me encanta. Esperaba con ansias la actualización. Espero poder leer el reencuentro con Todoroki

    Muchas gracias !!!!!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *