Extra: Maestro involuntario.

Todoroki intentaba ignorarlo y concentrarse pero era imposible, se le hacía más fácil tapar el sol con un dedo que hacer como que no escuchaba los murmullos y desvaríos de Midoriya detrás de él.

Ya veo, para hacer una soga primero tienes que trenzarlo y hacer el nudo de marinero. Después posicionarla en una ruta donde hay más posibilidades de que pasen los animales  como los costados de un río, cazar es más complicado de lo que parece…

Se supone que habían decidió poner algunas trampas para atrapar alguna presa y comer, pero Midoriya estaba más concentrado en observar sus movimientos e imitarlos. Esto realmente no le molestaría mucho, de no ser porque la mirada de Midoriya le taladraba en su espalda y cada que volteaba a verlo éste hacía como si nada y concentrado en lo suyo y en plan “Haz como que estas distraído y finge que no estabas rastreando sus movimientos”.

Cuando regresa a posicionar la trampa siente un tic en la ceja cuando regresan los murmullos y desvaríos.

Todoroki suspira resignado, había intentado apegarse a la idea de que el contrario era su rival y que no tenía que interactuar con éste más allá de la obligada cooperación que le dio la actividad (quizás era por esto mismo que Midoriya hacía lo que hacía) pero ya no lo soportaba, a este paso los murmullos de Midoriya lo seguirán hasta cuando duerma en la noche.

Al fin a cabo ayudar a los demás era lo que hacían los magos ¿No?

—Midoriya, si quieres te muestro como hacer trampas—Dice por fin, y los ojos de Midoriya brillan tanto que siente que lo deslumbran más que un faro.

—¡¿De verdad?! ¡Eres grandioso, gracias!

Y en un parpadeo Midoriya estaba a su lado, observándolo fijamente como si fuera a relatarle el significado de la vida. Todoroki siente incómoda esa mirada, pero se rinde y procede a hacer un nudo antes los ojos del más bajo.

Ya veo, primero pasas el extremo por debajo y luego rueda  por el centro, así cuando el animal forcejee intensificara el agarre en la cuerda terminando por quedar más atrapado que en un principio…

El tic en la ceja de Todoroki se intensifica y cuenta mentalmente hasta diez mientras se reprocha mentalmente.

“Es malo congelar la boca de una persona”

Continuará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *